¿Qué beneficios obtengo al operarme de obesidad mórbida?

Todos los beneficios son derivados del adelgazamiento.

Físicas

La pérdida de peso conlleva cambios del metabolismo que proporcionaran una mejoría o cura de las comorbilidades como la diabetes, la hipertensión arterial, el colesterol elevado, el síndrome de apnea del sueño y muchos problemas respiratorios, los dolores articulares, trastornos hormonales, infertilidad, etc.

Todo ello supone una mejoría importante en su calidad de vida, que se extenderá a todas las facetas (familiar y de relación, trabajo, social, sexual, etc). Sus limitaciones de movilidad y relación desaparecerán.

Psicológicas

Dejará de sentirse observado, dejará de oír comentarios sobre su obesidad. Ya no tendrá que tener en cuenta dónde o cómo se sienta, ni en que lugares o establecimientos puede estar cómodamente o va ser bien acogido. Podrá ir al cine y sentarse sin aprietos en una butaca. Podrá viajar sin problemas en transporte público (avión, tren, etc), donde el tamaño del asiento dejará de ser un problema.

Estéticas

A pesar de que el objetivo principal de la cirugía de la obesidad es mejorar la salud y con ello la supervivencia, el adelgazamiento le va a proporcionar también ciertas condiciones estéticas que pueden ser interesantes, aunque precise, según cada paciente, alguna cirugía para remodelar su piel.