“Mi segunda oportunidad” (Alba, cirugía en 2017)

¿Cuándo debo operarme?

Cada persona debe tener un tratamiento personalizado. Pída una cita y estudiaremos su caso de forma individual con una consulta de 60 minutos en la que analizaremos a fondo qué hacer juntos.

La relación entre peso y altura es un indicativo de la obesidad, pero no el único. Enfermedades asociadas, situación personal, profesional, anímica… muchos factores influyen a la hora de decidir afrontar soluciones diversas. Cada cuerpo es único y de cada persona. Es necesario un análisis específico de cada caso.

En situaciones especiales se intervienen pacientes con IMC (relación peso/altura) entre 32 y 35. Las indicaciones absolutas, según la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad para la intervención quirúrgica, son las siguientes:

Cuando existe un Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 40 Kg/ m2, o un IMC superior a 35 Kg / m2 acompañado de comorbilidades.

Al llegar a estos índices está demostrado que los tratamientos conservadores, tanto dietéticos como farmacológicos, son insuficientes, pues en muchas ocasiones se produce un descenso de peso pero con reganancia posterior mayor al dejarlos (efecto “yoyo”).

 

¿Por qué debo operarme?

Porque, en términos generales, el riesgo de sufrir o agravar sus enfermedades, incluida la muerte, es mucho mayor que el de la propia intervención.

La cirugía es el método más eficaz demostrado hasta el momento para curar la obesidad.

La cirugía de la obesidad permite conseguir un descenso del peso y que éste se mantenga a lo largo del seguimiento posterior a la intervención.

 

EMPEZAR