Hernia inguinal por laparoscopia

Anteriormente te hemos contado qué es una hernia inguinal y probablemente si has llegado hasta aquí es porque te preocupa esta dolencia.

En nuestra clínica Vigolap somos pioneros en España en este tipo de tratamientos.

En este artículo te explicamos en qué consiste la hernia inguinal laparoscópica.

¿En qué consiste la cirugía laparoscópica de la hernia inguinal?

El tratamiento para una hernia inguinal por laparoscopia supone que para devolver los intestinos a su posición original, el cirujano deberá realizar tres o cuatro pequeñas incisiones en la zona afectada, la cual suele estar ubicada en la ingle.

Así, para este tipo de procedimiento el paciente recibirá anestesia general ya que la operación consiste en introducir aire en la zona abdominal para que el especialista pueda ver los órganos en cuestión.

Precisamente para dicha labor, se introduce una diminuta cámara en el cuerpo del paciente que permite la visualización al cirujano para llevar a cabo su trabajo.

Este devolverá los órganos a su lugar de origen y para evitar que se vuelvan a desplazar colocará una malla fijada con grapas como método de sujeción de estos.

Las indicaciones para esta cirugía son las de hernia inguinal bilateral o bien una hernia que se ha vuelto a abrir tras una operación abierta.

Del mismo modo, una hernia inguinal por laparoscopia es lo que recomendamos desde VigoLap a aquellos pacientes que poseen obesidad a causa de la facilidad para el cirujano así como para la recuperación del paciente.

Ventajas de la cirugía laparoscópica para la hernia inguinal

Las ventajas de este tipo de cirugía para ti como paciente son diversas pero todas ellas deben tenerse en cuenta:

  • El tratamiento de una hernia inguinal por laparoscopia se trata de una cirugía poco invasiva, esto supone que las incisiones serán menores y por ende, la cicatrización más veloz. Esto es una ventaja doble, ya que si tenemos en cuenta el factor estético, esta asegura una menor (o incluso inexistente) cicatriz. Por otra parte y como ya hemos comentado, si esta operación se realiza a un niño, éste tendrá una recuperación más rápida frente a otro tipo de cirugías, lo cual resulta provechoso.
  • El postoperatorio y por tanto, vuelta a la vida normal, es más rápido.
  • La cirugía de hernia inguinal por laparoscopia se realiza mediante un sistema de vídeo, lo que facilita al cirujano un trabajo más detallado e incluso observar si hubiese otra anomalía en los órganos del paciente, como la presencia de una hernia bilateral.
  • Menor dolor crónico a largo plazo tras la cirugía.

Las ventajas de la cirugía laparoscópica como puedes observar son importantes y en nuestro centro en Vigo ponemos en relieve estos factores a la hora de tratar una hernia inguinal por laparoscopia.

¿En qué casos está indicada la cirugía laparoscópica para hernia inguinal?

Este tipo de procedimiento quirúrgico es recomendable para aquellas personas que tienen una hernia inguinal la cual genera molestias y dolor así como en aquellos casos que la hernia presenta complicaciones como encarcelaciones.

En primer lugar comentaremos los casos de aquellos pacientes que ya se han sometido a una cirugía de hernia inguinal pero mediante una intervención abierta.

Si tras esta operación la hernia ha vuelto a causar problemas, lo habitual es que el especialista recomiende una segunda cirugía pero en este caso por vía laparoscópica al tratarse de un método poco invasivo.

Las hernias inguinales pueden aparecer en cualquier momento de nuestra vida o bien tenerlas desde nacimiento pero no percatarnos de su presencia hasta ser adultos.

De cualquier modo, hay casos en los que el paciente decide no operarse a priori ya que no supone un problema en su día a día pero esta situación puede cambiar al hacerse más grande la hernia.

En este caso, el especialista valorará el caso en particular pero lo más probable es que recomiende el tratamiento de hernia inguinal por laparoscopia.

Asimismo, esta cirugía se indica sobre todo cuando el paciente se trata de un niño, ya que es un método poco invasivo y mucho más sencillo en cuanto a su postoperatorio al tratarse de varias incisiones pero de pequeño tamaño.

También está indicada para pacientes con hernia en ambos lados del abdomen, porque el cirujano al trabajar a través de lo que le ofrece el vídeo de la cámara, tiene mayor facilidad de trabajo.

Otro grupo de población que suele estar interesado en una cirugía de hernia inguinal por laparoscopia frente a una abierta son los deportistas.

De un modo recurrente acuden atletas y deportistas a nuestras clínicas en España con hernias a causa de sobreesfuerzos y como es habitual buscan una rápida solución para poder continuar con su trayectoria deportiva.

Así, el tratamiento de una hernia inguinal por laparoscopia es lo más adecuado en estos casos por su recuperación más veloz.

En nuestra clínica en VigoLap contamos con expertos en la cirugía de hernia inguinal  por laparoscopia los cuales estudiarán tu caso de forma personalizada y buscarán el mejor método para tratarte.

¿Cómo es la recuperación?

Como con cualquier tipo de operación quirúrgica, al someterse a una operación de hernia inguinal por laparoscopia debemos tener presente el hecho de que volver a la vida normal lo antes posible dependerá de nosotros mismos.

Es decir, de nuestra responsabilidad como pacientes para realizar un buen postoperatorio.

La recuperación de una hernia inguinal por cirugía laparoscópica se produce de forma paulatina aunque rápida: al día siguiente de la cirugía el paciente ya podrá comenzar a hacer vida normal pero sin realizar esfuerzos.

Del mismo modo es recomendable el movimiento para así agilizar la “vuelta” a la normalidad de nuestro organismo.

Resulta importante que tras la operación el paciente haga un seguimiento rutinario para comprobar que no haya complicaciones y que los especialistas puedan valorar su evolución.

Es normal que los primeros días se sienta algún tipo de dolor proveniente de las incisiones, pero este irá desapareciendo a partir de las 24-48 horas.

¿Cuánto tiempo supone la recuperación?

El tiempo de recuperación lo estimarán nuestros médicos especialistas al estudiar cada caso en cuestión, sin embargo, lo habitual es realizar un postoperatorio de unas dos o tres semanas.

 Desde VigoLap siempre recomendamos realizar vida tranquila, sin esfuerzos físicos, tras una hernia inguinal por laparoscopia para conseguir así una correcta cicatrización.

Además, el paciente podrá volver a hacer vida normal casi de inmediato puesto que esta operación no obliga a estar encamado siempre y cuando se sigan adecuadamente las prescripciones de nuestro médico.

Como ya hemos comentado, se emplea anestesia general para esta operación, sin embargo lo habitual es que el paciente pueda volver a su domicilio el mismo día o al día siguiente de la cirugía.

Tras los primeros 7-10 días se deberá volver a la clínica para proceder al retiro de puntos o grapas.

Si deseas conocer información más detallada sobre una hernia inguinal por laparoscopia, pásate por nuestra clínica en Galicia o contáctanos: estaremos encantados de ayudarte.

Y si quieres seguir informandote, entre otras publicaciones, te sugerimos el que dedicamos a las ventajas de la cirugía ambulatoria.

Aquí podrá contratar una VIDEOCONSULTA ONLINE con los doctores Isabel Otero e Ignacio Maruri, los únicos cirujanos gallegos con la máxima certificación de la sociedad española de Cirugía de la Obesidad (SECO).

Cargando ...

WhatsApp chat