Hernia inguinal ¿Qué es? ¿Cómo tratarla?

En este post trataremos de esclarecer todas las dudas que te puedan surgir sobre lo que es una hernia inguinal, puesto que en Vigolap somos expertos en su tratamiento en España.

Y por eso queremos contarte de qué se trata esta patología así como los diversos procedimientos que hay para su curación.

¿Qué es una hernia inguinal?

Es lógico que este término te genere desconcierto, ya que el mero hecho de leer estas palabras suele causar miedo por desconocimiento.

A continuación leerás una definición clara sobre la hernia inguinal:

Comenzaremos por algo básico: ¿Qué es una hernia? Una hernia supone que la masa de un órgano interno rebasa la pared muscular, sobresaliendo de esta.

Si en concreto esto se produce en la zona de la ingle, la hernia sería inguinal, y por ello a esta dolencia también se la conoce como hernia de ingle.

En el caso de los hombres la dolencia se produce cuando la ruptura se produce en el conducto inguinal, aquel que conecta el cordón espermático para entrar al escroto.

En este caso la protuberancia se observa en la zona del escroto.

Por otra parte, cuando una hernia inguinal surge en mujeres suele ser más peligrosa, ya que la situación de la ruptura abdominal suele estar ubicada cerca del útero lo que podría desarrollar complicaciones posteriores.

No queremos pasar por alto comentar el hecho de que hay niños que ya nacen con ellas o bien surgen cuando todavía son pequeños a causa de una debilidad en la pared abdominal.

En muchos de estos casos, no será hasta que el niño se convierta en adulto cuando se percate de que tiene tal dolencia; no obstante, la presencia de una protuberancia en la zona de la ingle así como la irritabilidad del pequeño podría ser indicador de esta.

A partir de estos datos debemos aportar otro de gran importancia, y es que no siempre es preciso realizarse una cirugía si se tiene esta patología.

Al igual que en niños no se percibe hasta que son adultos, hay muchos casos en los que no resulta molesta ni dolorosa para el paciente, por lo que  no se entera de que la tiene.

Desde Vigolab te animamos a que si tienes dudas sobre si puedes sufrir de esta enfermedad nos hagas una consulta y nuestros expertos valoren el estado de tu situación.

Puesto que hay casos en los que aunque inicialmente parezca cosa de poca importancia, una hernia inguinal puede aumentar de tamaño generando grandes complicaciones y dolores.

Tipos de hernia inguinal

Existen dos tipos de hernia inguinal:

  • Directa: aquella que sucede normalmente en la zona de la ingle y que tienden a padecer especialmente personas de avanzada edad, a causa de la pérdida de tono en la pared abdominal. Además estas suelen aparecer con mayor frecuencia en personas del género masculino y se desarrollan cerca del conducto inguinal. Este tipo es el menos frecuente.
  • Indirecta: tanto varones como mujeres son susceptibles a sufrir este tipo de patología así como niños; en el caso de los más pequeños, ya hemos comentado que su presencia puede venir desde su nacimiento. Precisamente la hernia indirecta surge porque el conducto inguinal es más grande de lo habitual, permitiendo el paso de los órganos (intestinos) hacia la zona del escroto o ingle, dando lugar justamente a la hernia. La hernia inguinal indirecta es la más habitual.

¿Cuáles son sus causas?

Después de la información que acabas de leer, probablemente por tu cabeza esté pidiendo a gritos saber cuáles son las causas que pueden llevarte a padecer una hernia inguinal.

Pues bien, los motivos son variados y de diferente origen:

El primero y bastante habitual que vamos a tratar es el deporte.

A priori esto puede sonar extraño ya que si tenemos el cuerpo en forma y con ellos los músculos trabajados, ¿Por qué puede surgir una hernia?

Pues porque como todo, los excesos son malos, y la sobrecarga de trabajo bien seamos deportistas de élite o amateurs debe ser controlada.

Al forzar a tu cuerpo a mayor carga de trabajo lo que vas a lograr no es tonificar o ponerte fuerte más pronto, sino poner al límite tu cuerpo provocando que se produzca una rotura en tu músculo la cual dará lugar a una hernia.

La cual precisamente te va a mantener alejado de la vida deportiva durante algún tiempo.

En segundo lugar, una causa frecuente se produce al realizar esfuerzo para defecar u orinar.

El estreñimiento en este caso puede jugar malas pasadas a los pacientes.

En general las causas son aquellas que suponen un esfuerzo físico para la pared abdominal.

Así, incluimos en el grupo causas como la tos crónica, un embarazo y el sobrepeso.

En muchos casos el paciente posee una zona más debilitada en la masa abdominal lo cual genera que sea más fácil la aparición de una hernia inguinal.

Síntomas de la hernia inguinal

Aunque ya hemos comentado que en muchos casos hay pacientes que no se percatan de que tienen una hernia inguinal, hay una serie de síntomas que deberías conocer:

  • Dolores, los cuales pueden ser leves o agudos, dependiendo del estado de desarrollo de la patología. Estos pueden ser transitorios e ir acompañados de hinchazón e incluso coloración rojiza.
  • Presencia de un bulto en la zona de la ingle o zona del escroto el cual suele ir asociado a ardor y molestias, aunque no tiene por qué. Este bulto se aprecia con mayor facilidad cuando el paciente está de pie o erguido.
  • Sensación de presión en el área afectada a causa de que los intestinos están descendiendo de su posición original. Esto se relaciona con un efecto de debilidad que se puede sentir también al caminar o tocar la zona abdominal.

Desde nuestra clínica en Vigo recalcamos la importancia de que cada caso sea estudiado individualmente por nuestros expertos.

Posibles tratamientos para la hernia inguinal

Existen dos tipos de tratamientos que desde nuestra clínica en Galicia consideramos claves para el tratamiento de una hernia inguinal:

Tratamiento por cirugía laparoscópica: se trata de un tratamiento que intenta ser lo menos invasivo y el cual se emplea en muchos casos cuando el paciente ya ha tenido con anterioridad una cirugía en una hernia.

Por medio de una cámara el especialista solucionará la patología, empleando para ello una mínima incisión, lo que asegura menores probabilidades de cicatriz y un postoperatorio más sencillo.

Cirugía abierta (herniorrafia): para esta operación se suele emplear anestesia general, ya que consiste en realizar una incisión en el área afectada y que el especialista devuelva los órganos a su posición esperable. Para reforzar la zona se coloca una malla que sirva para retener y evitar la salida de los intestinos nuevamente.

Como has podido observar, el objetivo principal es devolver las vísceras a su posición original, bien empleando una malla o los propios tejidos del paciente.

Los pormenores de la cirugía los estudiarán nuestros especialistas analizando el caso en concreto de cada paciente.

Factores de riesgo

Además de estas causas, hay una serie de factores de riesgo que pueden hacer a ciertas personas más propensas a padecer este tipo de dolencia.

  • El primer factor llamativo es que la hernia inguinal suele tener una presencia mayor en los hombres adultos.
  • Agrandamiento de la próstata
  • Cirugía previa para el tratamiento de otra hernia.
  • Menores que han tenido un nacimiento prematuro.

A pesar de estas palabras, debes saber que existen una serie de pautas para evitar tener una hernia inguinal, bien se trate de una persona con mayor riesgo a padecerla o menor.

Continúa leyendo para saber más sobre los tratamientos que desde VigoLap te recomendamos.

¿Cómo prevenir una hernia inguinal?

Comenzaremos aclarando que lo ideal para no acarrear este tipo de dolencias es llevar un estilo de vida sano, evitar el sobrepeso así como realizar esfuerzos de forma controlada.

Para los pacientes con tos crónica es aconsejable dejar de fumar o al menos reducir su consumo.

Desde nuestra clínica en Galicia nuestros médicos especialistas recomiendan realizar ejercicios de fortalecimiento de abdomen, tales como yoga o pilates para aquellos que no se vean ya con fuerzas de hacer grandes e intensas sesiones de ejercicio.

Una dieta equilibrada y con un buen aporte de fibra puede resultar interesante también para aquellos pacientes que tengan problemas de estreñimiento.

¿Qué especialistas están preparados para tratar la hernia inguinal?

Si crees que puedes tener una hernia y te estás preguntando cómo curarla, debes tener presente que al profesional al que deberás acudir tendrá que ser un especialista en el Aparato Digestivo así como en su cirugía, por lo tanto hará falta la colaboración del mismo modo de un médico experto en Cirugía General.

Puedes contar que nuestros especialistas son expertos en este tipo de tratamientos, por lo que estarás en las mejores manos.

¿Quieres saber cómo tratamos a una hernia inguinal?

Ponte en contacto con nosotros, nuestro equipo de profesionales estará encantado de atenderte de forma personalizada y solucionar las dudas que puedas tener todavía.

Sobre esta materia también te invitamos a leer nuestra publicación sobre la cirugía de la hernia inguinal por laparoscopia.

Aquí podrá contratar una VIDEOCONSULTA ONLINE con los doctores Isabel Otero e Ignacio Maruri, los únicos cirujanos gallegos con la máxima certificación de la sociedad española de Cirugía de la Obesidad (SECO).

Cargando ...

WhatsApp chat