ANA MARÍa

“Desde que me puse en sus manos, doctor, soy otra persona. No tengo palabras para decirle lo maravilloso que es, como médico y como persona. No cambie”.

Escuchar, o leer, estas palabras de una paciente es oxígeno para el alma y combustible para la pasión de un profesional que pone todo su empeño en hacerlo lo mejor posible cada día.

ANA MARÍa

Muchas gracias, Ana María.

Además, nos manda una imagen de su antes y después.

Contacta con nosotros y resuelve tu problema

ANA MARÍa

Deja un comentario

WhatsApp chat